Reiteran que el mal de Parkinson es genético

 

Un equipo de investigadores del Hospital Universitario de Reykjavik (Islandia) asegura, tras examinar los historiales de 772 personas que habían fallecido por el mal de Parkinson después de los 50 años, que el riesgo de desarrollar ese problema es, en efecto, genético.
Según el estudio –publicado en New England Journal of Medicine-, el peligro de padecer esta enfermedad es 6,7 veces mayor entre las personas que tienen un hermano o hermana enfermo, un 3,2 mayor entre quienes tienen un padre u otro pariente afectado por el mal y 2,7 veces más elevado en los que tienen una sobrina o sobrino con la enfermedad.
Estos resultados indican que, al contrario de lo que muchos expertos afirman, el Parkinson no estaría relacionado con una exposición a elementos nocivos del entorno.
Cierto –añadiremos nosotros- pero esos datos tampoco demuestran que su origen sea genético: sólo que puede haber predisposición. Y no es lo mismo.