Relacionan el asma infantil con el bisfenol A

Un equipo de científicos del Centro Infantil de Salud Ambiental de la Escuela Mailman de Salud Pública de la Universidad de Columbia (Nueva York, EEUU) ha llegado a la conclusión de que el bisfenol A -ampliamente usado en chupetes, tetinas, juguetes, botellas de plástico de agua, colas y refrescos, vasos y cubiertos de plástico y envases para guardar comida así como en el revestimiento interior de las latas de conserva y las tapas de los potitos infantiles además de estar presente en discos compactos, equipos de seguridad y numerosos productos sanitarios- puede provocar asma en los niños. Así lo acaban de hacer público en un artículo aparecido en Journal of Allergy & Clinical Immunology sobre el que uno de los autores del trabajo, Kathleen Donohue, declararía: "La prevalencia del asma ha aumentado dramáticamente en los últimos 30 años lo que sugiere que algunas exposiciones ambientales aún no descubiertas pueden estar implicadas. Pues bien, nuestro estudio indica que una de ellas puede ser el bisfenol A". Investigaciones anteriores ya demostraron que el bisfenol A puede provocar disfunción sexual, mayor riesgo de desarrollar diabetes y defectos cromosómicos. ¡Y sigue siendo legal!