Relacionan el uso constante de chupetes y mordedores con las infecciones de oído en bebés

 

El uso de chupetes en bebés que superan los seis meses de edad aparece como la causa de muchas infecciones de oído infantiles, según una reciente investigación publicada en la revista Pediatrics.
Tras el examen de 300 bebés en Finlandia, un equipo de expertos ha constatado que la utilización de chupetes y otros mordedores infantiles para calmar a los niños puede causarles importantes infecciones de oído. La razón que apuntan los médicos de la universidad finlandesa de Oulu está en la propia succión del pequeño que, realizada de forma constante, llega a  alterar la presión del aire dentro del oído e impide un drenaje adecuado.
Las trompas de Eustaquio son una vía que conecta el oído medio con la parte trasera de la nariz. Actúan a modo de drenaje en la citada zona y posibilitan la audición abriéndose periódicamente para regular la presión del aire. El bloqueo de estas trompas obstaculiza que el drenaje se realice de forma eficaz, lo que desencadena muchas infecciones de oído, como se han podido comprobar tras el estudio de estos 300 bebés. Los que no solían utilizar chupetes regularmente presentaban un 33% menos de riesgo de sufrir uno de estos molestos episodios.