Remisión completa con CART de una leucemia linfoblástica aguda tipo B en un niño de 11 años

La Leucemia Linfoblástica Aguda tipo B de un niño de 11 años  -que se caracteriza porque sus células tumorales expresan antígenos CD19- fue tratada el pasado mes de octubre en el madrileño Hospital Universitario La Paz con inmunoterapia CART y en diciembre había «desaparecido» (remisión completa de síntomas). El tratamiento lo llevó a cabo la Unidad de Trasplante Hematopoyético y Terapia Celular que dirige en ese hospital el doctor Antonio Pérez Martínez pero con células CAR45 RA-NKG2D. Es decir, no con linfocitos T extraídos del propio enfermo sino con linfocitos T ajenos ya modificados para atacar a las células tumorales y que están pues disponibles para su uso inmediato. Técnica que se asevera está demostrando eficacia en la leucemia.

Lo habitual es extraer linfocitos T del propio enfermo e infectarlos con un lentivirus cultivado en laboratorio -en un caso como éste con un virus perpetuo anti-CD19- para luego infundir las nuevas células anti-CD19 en el paciente (llamándose entonces CART anti-CD19). Así se hacía inicialmente aunque hoy, dado el alto precio con que se comercializaban, se han desarrollado unos CARTs llamados “académicos” que elaboran directamente los hospitales a precio mucho más reducido; como el Hospital Clínic y el Hospital Sant Joan de Déu -ambos de Barcelona- y el Hospital Universitario La Paz, entre otros.

Hablamos de tratamientos que hasta ahora no habían funcionado adecuadamente pues aunque a más del 80% de los pacientes les desaparecían las células cancerosas muchos sufrían una reacción grave conocida como “síndrome de liberación de citoquinas” que les provocaba fiebre, hipotensión, dolor de cabeza, sarpullido, náuseas, dificultad para respirar y taquicardia; en algunos casos menos graves pero en otros poniendo en peligro sus vidas. Además se comprobó que con el tiempo los CART perdían su eficacia inmunológica. Por otra parte, en los tumores sólidos avanzados los resultados han sido decepcionantes, probablemente porque no dejan de ser receptores de fusión sintéticos diseñados y fabricados en laboratorio. Agregaremos que los linfocitos T modificados reciben el nombre de células T con receptor de antígeno quimérico (CART), que el NKG2D es el receptor celular cuyos ligandos se expresan en la mayoría de los tumores y que los CAR NKG2D se dirigen a las células tumorales pero también a las células inmunosupresoras en el microambiente tumoral.