Retrasan la prohibición de los juguetes de PVC blando


La Unión Europea, incapaz de proteger la salud infantil 

La Comisión Europea ha decidido posponer la votación para prohibir el uso de plastificantes ftalatos en los mordedores infantiles de PVC a pesar de que todo apunta a que son potencialmente perjudiciales para la salud. "La Comisión Europea y los países miembros están jugando con la salud infantil" -ha llegado a afirmar Xavier Pastor, Director de Greenpeace-, añadiendo: “Si la Unión Europea no puede llegar siquiera a un acuerdo para proteger a los niños de las sustancias peligrosas de los mordedores de PVC blando, ¿qué podemos esperar los consumidores para que hagan frente a los problemas más complejos de salud y medio ambiente?”.
Para Pablo Mascareñas, responsable de la Campaña de Tóxicos de Greenpeace, el hecho se explica aún menos porque la mayor parte de los juguetes proceden de China.
Aunque la industria europea de plastificantes afirma  mayoritariamente que esa medida está “totalmente injustificada”, la industria danesa de PVC ha reconocido públicamente que se debería prohibir la presencia de ftalatos en los mordedores de PVC blando.