Revolución en el mundo de la detección de virus

Científicos de la universidad inglesa de Cambridge han inventado un método nuevo y revolucionario de detectar virus basado en las vibraciones que produce un cristalito de cuarzo. Esta investigación ha demostrado que, sacudiendo una superficie cada vez con más fuerza, los virus que pudiera haber en ella se rompen y, escuchando con aparatos especiales el sonido que producen, se detecta su presencia. La empresa Akubio, creada por la universidad de Cambridge, explota comercialmente esta técnica. 
En la foto vemos a la Dra. Rossitza Karamanska -investigadora búlgara- preparándose para cargar un cristal de cuarzo en el prototipo de contador. El cristal -de menos de 1 centímetro de diámetro y 1 milímetro de grosor- es un micrófono muy sensible capaz de convertir un sonido muy tenue en una señal eléctrica que detecta los virus. El método es barato, flexible y mucho más rápido que los métodos convencionales.
Para ligar el virus a la superficie de cuarzo se utiliza un anticuerpo y después se hace vibrar el cristal mediante una corriente eléctrica. Cuando el virus salta sobre el cristal se produce un sonido característico parecido a cuando se agita una rama. Las pruebas se han hecho con el virus del herpes simplex (el que causa las típicas pupas, generalmente alrededor de la boca), que es un modelo muy útil para la detección de otros más peligrosos como el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) o el de la hepatitis B. El proceso dura menos de dos horas y se va a ir perfeccionando. Se espera que con esta técnica terminen las largas esperas, a menudo traumáticas, hasta que el paciente conoce los resultados.
La técnica ha sido desarrollada en el departamento de química de la universidad por un equipo dirigido por los doctores Matthew Cooper y David Klenerman.
Más información en: www.cam.ac.uk