Rápido diagnóstico del infarto con un simple análisis de sangre

 

Un simple análisis de sangre permitirá a los médicos diagnosticar los infartos con rapidez y precisión, según un informe que publica la revista Journal of the American College of Cardiology.
El análisis se basa en la detección del nivel en la sangre de una proteína llamada B-t natriuretic peptide (BNP) que es producida por el corazón cuando éste falla.
Durante el estudio se midió el nivel de BNP presente en 250 hombres con problemas respiratorios comprobándose que en los 97 hombres que resultaron padecer infartos el nivel de esta hormona era muy elevado. Los científicos han llegado a la conclusión de que el nuevo test basado en el control del nivel de esta hormona puede diagnosticar el 95% de los ataques cardiacos.
Un diagnóstico rápido es fundamental en la evolución del paciente. Los tradicionales tests para diagnosticar el infarto, entre los que se encuentra la ecocardiografía, son caros y no todos los servicios de urgencias tienen acceso a ellos. El nuevo análisis de sangre es fácil de utilizar y tiene un coste inferior.