Sanidad retira del mercado 15 productos contra las varices y restringe el uso de otros 13

 

La Agencia Española del Medicamento del Ministerio de Sanidad decidió el pasado día 10 de septiembre suspender la comercialización de 15 productos para las varices y restringir el uso de otros 13 tras reevaluar el Comité de seguridad de medicamentos de uso humano la relación riesgo-beneficio de varias especialidades farmacéuticas incluidas en el grupo de los medicamentos denominados flebotónicos. Según se dice, no hay estudios adecuados que demuestren su eficacia. Eso sí, tras admitir que  no han detectado problemas en ningún paciente que haya ingerido esas medicinas. Entre los fármacos retirados están Activadone (Thea), Daflon (Servier), Difrarel (Sigma Tau España), Diosminil (Teofarma Ibérica), Doxium (Dr. Esteve), Metorene (Sanofi-Synthelabo), Venoruton (Novartis) y Venosan (Binesa-Pfizer). También se han decidido a limitar las indicaciones terapéuticas de otros 13 productos porque se dice que no se justifica su uso atendiendo a los resultados.
Hasta aquí la noticia. Por nuestra parte sólo nos resta añadir algunas consideraciones:  por ejemplo, ¿cómo es posible, si no había estudios adecuados que justificasen su uso, que se hubiese aprobado la comercialización de todos esos fármacos durante años? ¿Quién va a resarcir a los pacientes que “tiraron” su dinero con ellos? ¿Se va a pedir responsabilidades a los funcionarios y políticos que los aprobaron en su día o la impunidad, la patente de corso de los responsables de estos actos va a seguir siendo la norma? Más claramente: ¿va algún día a investigarse cómo es posible el nivel de vida de algunas personas con sus sueldos? Y, sobre todo, ¿cuántos fármacos habrá que retirar de las farmacias si la idea es exigir a las multinacionales que demuestren que sirven de verdad para algo? ¿El 90%? La verdad es que si así fuera nos parecería bien porque ya está bien de engañar y jugar con la salud de la gente. El problema es que la credibilidad hay que ganársela y la Agencia Española del Medicamento no tiene para nosotros ninguna. Sus actuaciones en el ámbito de los productos dietéticos en los últimos meses, al menos, ha sido deleznable.