Sanidad retira otros 26 productos tildándolos de “fármacos ilegales“

La Agencia Española del Medicamento que dirige Fernando García Alonso -avalado por la ministra de Sanidad y Consumo, Ana Pastor– continúa con su alocada y disparatada carrera contra los productos dietéticos y fitoterapéuticos. Así, ha ordenado retirar del mercado 26 productos más -esta vez de la empresa Pinisan- que se comercializaban en herboristerías y tiendas de dietética por considerarlos “medicamentos ilegales” al hacer “alegaciones de salud”.
Algunos de los “peligrosísimos” productos retirados están elaborados a base de sustancias o especies vegetales como el ajo, el cardo mariano, la glucosamina, el ginkgo biloba, las isoflavonas de soja, el muérdago, el cartílago de tiburón con glucosamina, la uncaria o la cáscara sagrada.
La excusa alegada es que la legislación española considera medicamento “toda sustancia que se presente dotada de propiedades terapéuticas así como aquella que se administre con este fin sin que se haga referencia”.
Es decir, por esa regla de tres habría que retirar de inmediato del mercado todos los productos alimenticios que alegan propiedades beneficiosas para la salud. Desde la leche hasta el aceite de oliva pasando por el agua embotellada. ¿Por qué no lo hace Sanidad? ¿Y por qué mantiene en el mercado otros productos idénticos a los que retira? Es más, ya puestos, que exijan que todo alimento se venda sólo en farmacias.
La ministra de Sanidad sigue demostrando su absoluta incapacidad para el cargo.