Se pretende obligar a vacunar contra el SARS-CoV-2 ¡a toda la humanidad!

El Gobierno de Estados Unidos anunció a finales de abril la puesta en marcha de la llamada Operación Warp Speed, agresivo programa de desarrollo de vacunas contra el SARS-CoV-2 (virus que dicen provoca la Covid-19) que pretende tener listas para final de este año no menos 350 millones de dosis para inocular a sus ciudadanos que no podrán reclamar daños y perjuicios a los fabricantes si les causa daños o les lleva a la muerte porque así lo establece en ese país la ley.

Todo indica que se hará merced al acuerdo entre las empresas Moderna Therapeutics y Lonza Manufacturing que quieren producir ¡mil millones de vacunas al año! contra el SARS-CoV-2. Se trata de empresas relacionadas con Bill Gates quien no ha tenido reparo en manifestar públicamente que para poner fin a la pandemia se necesitan unos 7.000 millones de dosis, cifra que es aproximadamente la de toda la población del planeta. Igualmente relacionado con ellas está el controvertido Dr. Anthony Fauci, miembro del equipo de trabajo sobre el coronavirus del presidente Donald Trump.

Tanto ambos personajes como las compañías farmacéuticas asumen que serán obligatorias pues esperan que así lo imponga la Organización Mundial de la Salud (OMS).