Seis personas en estado crítico tras hacer de cobayas 

Seis hombres se encuentran en estado crítico en el Hospital Northwick Park de Londres tras aceptar voluntariamente hacer de cobayas humanas –siendo remuneradas por ello con 217 euros diarios- en un ensayo clínico con un nuevo fármaco experimental de la farmacéutica alemana TeGenero AG que encargó el estudio a la estadounidense Parexel. Los seis tuvieron que ser ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos al sufrir insuficiencia respiratoria entre otros síntomas preocupantes (piernas moradas, inflamación del cuello…). La compañía asegura haber seguido escrupulosamente  las reglas establecidas en este tipo de investigaciones alegando que lo sucedido es “una situación excepcional muy desafortunada". Y tan “desafortunada”…
El fármaco -identificado como TGN 1412- pretendía usarse en tratamientos tan distintos y dispares como la artritis reumatoide y la leucemia algo anómalo que nadie ha sabido explicar -¿qué tienen en común ambas patologías?- a pesar de que fue autorizado por los organismos correspondientes.
La Agencia Reguladora de Medicinas y Productos de Salud –la agencia del medicamento del Reino Unido- ordenó suspender inmediatamente el ensayo enviando inspectores para investigar el caso.