Si tiene problemas digestivos por ingerir demasiada grasa… coma alcachofas

 

La cinarina, los flavonoides y los principios amargos de la alcachofa mejoran la digestión de las comidas pesadas y ricas en grasas contribuyendo además a mantener los niveles de colesterol en unos niveles adecuados. Su ingesta evita pues numerosos problemas, especialmente los derivados de una alimentación con exceso de grasas ya que sus componentes estimulan de forma natural la formación de bilis en el hígado favoreciendo su procesamiento. Acompañar los platos pesados con alcachofas naturales es, en consecuencia, un excelente modo de evitar molestias como la sensación de presión en la parte superior del estómago, la pesadez, las flatulencias y los dolores espasmódicos en el abdomen y el estómago. Previniendo además  el cansancio y la fatiga propias de las digestiones pesadas.
También puede acompañar sus platos con cápsulas de alcachofa concentrada y/o algún complejo de enzimas proteolíticas.