Siguen los escándalos en la industria farmacéutica

 

Catherine DeAngelis, editora jefe de la conocida revista Journal of the American Medical Association (JAMA),acaba de reconocer públicamente que les han vuelto a engañar. En esta ocasión por un equipo de  investigación que afirmaba haber encontrado relación entre las migrañas agudas femeninas y posibles ataques de corazón. Resulta que sus autores estaban económicamente vinculados a empresas fabricantes de fármacos para las migrañas y los problemas coronarios. Lo singular es que apenas siete días antes habían informado de que los autores de otro trabajo que publicaron sobre la depresión también tenían vínculos con los fabricantes de unos antidepresivos e igualmente lo habían ocultado. Y dos meses antes les ocurrió lo mismo con otro trabajo que relacionaba fármacos contra la artritis con el cáncer. ¡Y aún hay quien se fía de la honestidad de las multinacionales farmacéuticas!