¿Son de fiar los médicos?

 

La pregunta no es demagógica. Según un estudio efectuado con más de 5.000 pacientes de la empresa Advance Medical el 60% de los enfermos con dolencias graves que piden otro a especialista una segunda opinión se encuentran con que éste desautoriza a sus colegas y les aconseja cambiar el tratamiento; y en uno de cada cinco casos  modificarlo radicalmente. Los datos también indican que el 38% de los expertos pone en duda hasta el diagnóstico que traen los pacientes. Lo curioso es que según el informe éstos mantienen con sus médicos una buena relación a pesar de todo.
Uno de los directivos de la mencionada empresa catalana, Marc Subirats, destacaría que entre esos "cambios radicales" en el tratamiento está que el enfermo no tenga que hacerse la intervención quirúrgica inicialmente recomendada.