Sudáfrica regula la práctica de la Medicina Tradicional

 

Los cerca de 200.000 terapeutas que -según cálculos oficiales- ejercen la Medicina Tradicional en Sudáfrica verán legalizada a final de este año su actividad por decisión unánime del Parlamento. Manto Tshabala-Msimang, ministra sudafricana de Sanidad, explicó que más del 70% de la población del país acude actualmente a este tipo de Medicina y que, en consecuencia, es necesario regular la labor de quienes la ejercen y salvaguardar a la sociedad impidiendo que personas sin preparación real se hagan pasar por terapeutas.  La idea es que un consejo regulador se encargue de evaluar a los terapeutas y, en caso de superar el examen, otorgarles sus correspondientes licencias. Eso sí, no podrán diagnosticar ni tratar enfermedades graves como el sida.
Que el asunto se ha tomado en serio lo indica que quien ejerza la Medicina Tradicional sin licencia en Sudáfrica podrá a partir de final de este año ir a la cárcel. Se intentará así impedir ejercer a los “curanderos milagrosos” sin preparación a la vez que se da reconocimiento oficial a quienes sí están preparados. La ministra agregó que además “se fomentará la creación de un marco de cooperación entre la medicina convencional y la rama tradicional".
La medida ha sido en general bien acogida salvo por parte de la asociación Doctors For Life International –entidad que dice representar a 600 médicos del país- para quien “los curanderos no deberían tener reconocimiento oficial mientras no haya pruebas científicas de que sus remedios son eficaces".  Otros médicos consultados, sin embargo, han reconocido que si ellos tuvieran que demostrar la eficacia de los tratamientos farmacológicos… tampoco podrían hacerlo.“Nuestro arsenal farmacéutico actual –manifestó uno de ellos- no sirve para curar prácticamente ninguna enfermedad. Salvo los antibióticos, nuestras medicinas son paliativas y sintomáticas. Aunque las revistamos pomposamente de científicas”.