Sugieren usar metadona para eliminar las células cancerígenas de la leucemia

 

Un grupo de investigadores de la Universidad de Ulm (Alemania) codirigido por la doctora Claudia Friesen acaba de dar a conocer un trabajo -publicado en Cancer Research- según el cual la metadona “podría” servir como tratamiento de la leucemia ya que elimina las células cancerosas de la sangre sin dañar las sanas. Incluso las que se resisten a la quimioterapia y a la radioterapia. Y explican que lo logra porque las células de la leucemia se expresan a través de receptores opiáceos por lo que podría ser también eficaz en tumores sólidos que se expresen mediante receptores similares.
Lo que los investigadores no dicen es que la metadona es un fármaco sintético de efecto narcótico y analgésico prolongado que se empezó a usar hace ya cuarenta años para tratar los síntomas de la abstinencia de los toxicómanos -especialmente de los adictos a la heroína- pero que ni es inocuo ni escasamente peligroso -como se ha intentado hacer creer para justificar su uso masivo- ya que puede provocar ritmo cardíaco irregular, palpitaciones, respiración lenta, somnolencia extrema, desmayos, mareos graves y confusión que pueden incluso poner en peligro la vida. Además interacciona mal con muy numerosos medicamentos.