Taiwan acusa a la OMS de haber permitido la extensión de la pandemia

El Gobierno de Taiwán ha acusado a la Organización Mundial de la Salud de haber permitido la extensión de la pandemia porque la avisaron del riesgo de contagio del SARS-CoV-2 entre humanos a finales de diciembre de 2019 y sus advertencias fueron ignoradas. Las autoridades de Taiwan, estado al que la OMS no ha reconocido como miembro de la organización por presiones de China, informaron del contagio cumpliendo el Reglamento Sanitario Internacional -acuerdo internacional vinculante suscrito por 196 países-  pero su advertencia fue ignorada.

Según el vicepresidente de Taiwán, Chen Chien-jen -que es epidemiólogo y era ministro de salud en aquel momento- su advertencia no se publicó en la web que recoge la información que proporcionan los países suscriptores del tratado a pesar de que la facilitaron los Centros para el Control de Enfermedades de Taiwan. Una decisión que a su juicio hizo que el virus acabara extendiéndose ya que el Ministerio de Salud de China no confirmó que se transmitía entre personas hasta el 20 de enero.

La pésima gestión de la OMS al comienzo de la pandemia y sus constantes halagos a la gestión de las autoridades chinas demuestra a juicio de muchos el grado de influencia actual del gigante asiático en la Organización Mundial de la Salud.