TENER HIJOS MUY TEMPRANO AUMENTA LAS PROBABILIDADES DE MORIR MÁS JOVEN

 

Tener hijos muy temprano puede aumentar las probabilidades de que las mujeres mueran más jóvenes, según un trabajo publicado en Nature por científicos británicos y holandeses. Lo que, de confirmarse, haría buena la creencia aristocrática británica de "Cría pronto, muere joven".
La asociación entre tener descendientes en una etapa temprana de la vida y una mayor tendencia a morir joven se demostró hace tiempo en un experimento con moscas. Ahora se ha constatado el mismo resultado en humanos gracias a las investigaciones de expertos de la Universidad de Manchester y de la Universidad holandesa de Leiden.
Estudiando los historiales de casi 20.000 mujeres se observó que aquellas que habían tenido su primer hijo en una etapa temprana de sus vidas murieron más jóvenes que el resto. Cuando la investigación se centró en las mujeres en etapa postmenopaúsica (a partir de los 60 años de edad) este resultado se confirmó. No sólo tener tarde el primer descendiente, sino también tener pocos hijos, era determinante a la hora de ser más longevas, según se pudo comprobar. Por ejemplo, casi la mitad de las mujeres que sobrepasaban los 81 años de edad no tenían hijos.
El estudio se ha realizado entre mujeres pertenecientes a la aristocracia británica mediante el estudio de sus historiales.En la investigación se han analizado, entre otras cosas, datos de antecesores de la actual reina y de su hijo, el Príncipe de Gales.