Tomar cafeína en situaciones de estrés aumenta peligrosamente la presión arterial

 

Las personas con la presión arterial alta deberían reducir el consumo de cafeína en situaciones de estrés. Aunque es bajo grandes presiones cuando se suele aumentar el consumo de bebidas con cafeína un estudio norteamericano muestra que la cafeína suma su efecto al estrés lo que lleva a quien la ingiere a subir la presión arterial. Ya la cafeína por sí sola aumenta la presión de 5 a 15 milímetros pero en situaciones de tensión ese nivel se multiplica.
El estudio prueba además que los bebedores habituales de café no son inmunes a sus efectos. En esos casos el aumento de la presión arterial puede mantenerse hasta 12 horas después de una sola taza de café.