Trabajar demasiado hace que subamos de peso, bebamos y fumemos más

 

Trabajar más de 40 horas semanales incrementa los riesgos de sufrir problemas de salud además de provocar que la gente aumente de peso y consuma más tabaco y alcohol.
Así se señala al menos en un estudio realizado por la organización Stadistics Canada. Comparando los datos recopilados en el período 1994-1995 con los de 1996-1997, la organización afirma que hubo un empeoramiento del estado físico de las personas que pasaron de trabajar una semana normal (entre 35 y 40 horas) a una por encima de las 41.
En el plazo de dos años, el 16% de los hombres con jornada prolongada aumentó de peso, algo que sólo sucedió en el 8% de los varones que trabajaban 40 horas o menos. En las mujeres no se observaron diferencias en este aspecto.
Respecto al consumo de alcohol, el 36% de las mujeres con una jornada  superior a las 40 horas bebió en exceso comparado con el 23% de las que trabajaban menos pero que también consumieron más alcohol. Por otro lado, el 14% de los hombres y el 16% de las mujeres que empezaron a trabajar más aumentaron su consumo de cigarrillos.