Un aerosol ayuda a restaurar la piel después de una herida sin dejar cicatrices

 

Científicos británicos han creado un aerosol que podría ayudar a que el cuerpo cure las heridas sin dejar cicatrices en la piel. Inventado por la compañía de biotecnología Electrosols, el aerosol forma una especie de tela de araña biodegradable de polímeros en la herida con el fin de ayudar a las células que producen la proteína del colágeno- los fibroplastos- a crecer de manera más regular y así permitir que las células cutáneas también crezcan de manera regular y en más direcciones. De esa forma, la piel “reparada” es de mejor calidad y no sólo un mero “parche” del cuerpo.
Normalmente, tras una herida el cuerpo sólo produce tiras de colágeno que no se superponen lo que impide que las células cutáneas tengan una buena base sobre la que desarrollarse.