Un diente de ajo al día reduce la presión alta de forma más eficaz que un antihipertensivo

 

Que el ajo –crudo o en pastillas- reduce la presión arterial con la misma eficacia que los antihipertensivos se sabe desde hace tiempo pero muchos médicos y enfermos se resisten a admitirlo. Bueno, pues una amplia revisión de los trabajos efectuados sobre el tema lo acaba de corroborar. El metaanálisis lo ha dirigido la doctora Karin Ried -de la Universidad de Adelaida (Australia)- y en él sólo incluyó los resultados de las investigaciones hechas hasta 1994. Pues bien, en la mayoría de los estudios los participantes recibieron ajo en polvo -entre 600 y 900 miligramos diarios -lo que supone entre 3,6 y 5,4 mg de alicina– durante 12 a 23 semanas- y a esa dosis se redujo la presión sistólica 4,6 mm Hg de media. Ahora bien, se constató también que en los estudios en los que todos los participantes tenían la presión alta el ajo redujo la presión sistólica o “alta” una media de 8,4 mm Hg y la diastólica o “baja” 7,3 mm Hg. Mejores resultados pues que los que se han llegado a obtener con betabloqueantes.
Cabe agregar que un solo diente de ajo fresco contiene entre 5 y 9 mg de alicina. Es decir, que bastaría ingerir uno al día para lograr esos resultados. Y ahora siga usted tomando fármacos iatrogénicos y peligrosos para bajar la tensión si quiere…