Un estudio relaciona la depresión infantil con la obesidad en la edad adulta

 

La depresión en la infancia podría incrementar la probabilidad de que una persona padezca obesidad en la edad adulta, según publica un grupo de investigadores del Instituto Psiquiátrico de Nueva York y de la Universidad de Columbia en la revista Pediatrics.
El estudio observó a 90 niños y adolescentes entre 6 y 17 años que sufrían importantes depresiones y 87 niños de la misma edad sin problemas. Pues bien, quienes habían sufrido depresión de niños tenían un índice de masa corporal de 26,1 cuando se les volvió a observar entre 10 y 15 años más tarde. Por el contrario, el índice de masa corporal de aquellos que no habían estado deprimidos era del 24,2.
Las personas con un índice de masa corporal de 25 o superior a esta cifra se considera que padecen sobrepeso y aquellos con un índice de 30 -o superior a 30- obesidad. Ambos grupos de niños tenían un índice de masa corporal de 19 cuando comenzó el estudio.
Los investigadores encontraron que, como norma general, las personas que habían sufrido depresiones de niños eran el doble de propensos a ser obesos en la edad adulta. La razón de que los niños deprimidos tengan más posibilidades de ser obesos al llegar a la edad adulta aún se desconoce.