Un estudio relaciona los problemas arteriales con bajos niveles de vitamina C

 

Un grupo de investigadores de la Universidad de Gante (Bélgica) ha efectuado un estudio según el cual existe una clara relación entre la falta de vitamina C y las enfermedades arteriales ya que su escasez contribuiría a la acumulación de grasa en ellas obstruyendo el riego sanguíneo e incrementando el riesgo de infarto.
La falta de irrigación sanguínea provoca la liberación de radicales libres que dañan los tejidos y favorecen, entre otros problemas, la formación de cáncer y los ataques al corazón. Los antioxidantes como la vitamina C pueden neutralizar esos elementos y hacer decrecer el riesgo de arteriosclerosis.