Un fármaco para la malaria puede inducir al suicidio

 

Roche Holding AG, fabricante deLarian, un fármaco que se prescribe a los turistas que van a permanecer una temporada en zonas de riesgo, ha decidido notificar a los médicos que se han reportado varios casos de suicidio entre personas que tomaban el producto a fin de que tengan precaución y vigilen además otros posibles efectos secundarios como alucinaciones, pesadillas, ansiedad extrema o episodios psicóticos.
La empresa mantiene que no se ha demostrado que exista relación entre el fármaco y los suicidios… pero ha decidido cambiar la etiqueta tras consultar con la FDA (el organismo que regula y autoriza los medicamentos en Estados Unidos). Las indicaciones del fármaco advierten ahora que si la ansiedad extrema, la depresión o la sensación de confusión continúan podría llegar a darse “un evento más serio” y recomienda interrumpir la medicación y sustituirlo por otro medicamento.
Lariamha sido prescrito a más de 25 millones de viajeros en todo el mundo desde su descubrimiento en 1985.