Un gen, responsable de la mayor progresión de la esclerosis múltiple

 

Investigadores israelíes aseguran que un determinado gen es responsable de que los pacientes de esclerosis múltiple desarrollen con mayor rapidez sus problemas de incapacidad, según un estudio publicado en la revista Neurology.
Científicos de la Universidad de Tel Aviv -en Israel- han descubierto que la presencia de este gen -bajo una determinada forma- está asociada a una menor efectividad en los mecanismos de reparación de los tejidos nerviosos del organismo.
En el estudio -centrado en 205 pacientes con esta enfermedad-, los investigadores comprobaron que 41 de esos enfermos presentaban al menos una copia de este gen bajo la forma APOE e4. Estos 41 pacientes desarrollaron la enfermedad a edades más tempranas -sobre los 32 años- que el resto de pacientes estudiados que desarrollaron la enfermedad en torno a los 35. Además, el progreso de la enfermedad tuvo lugar de manera más rápida y en menor periodo de tiempo entre aquellos pacientes que tenían una copia del gen APOE e4 en comparación con aquellos que carecían de esta copia genética. Ese grupo de 41 pacientes tardó 7 años en alcanzar un determinado grado de incapacidad mientras el resto necesitó 19 para llegar a ese mismo grado.
El descubrimiento permitirá predecir la evolución de la enfermedad. Pero no parece que vaya a permitir –añadiremos nosotros- curarla.