Un microscopio permite ver el interior de células vivas en 3D

La compañía suiza Nanolive -con sede en Lausana- ha empezado a comercializar un microscopio -bautizado como 3D Cell Explorer– que permite observar tridimensionalmente el interior de células vivas -sin dañarlas- y ver en directo su comportamiento. No hará ya pues falta teñirlas para observarlas. Y es que es capaz de captar estructuras de apenas 200 nanómetros, tres veces más pequeñas de lo que era posible hasta ahora. Es decir, se podrá observar en directo cómo actúan las distintas partes de una célula en un momento dado y observar su comportamiento y reacciones en vivo. El aparato funciona como un escáner de resonancia magnética: toma imágenes de la célula a diferentes profundidades que luego reproduce mediante un software holográfico inteligente basado en los índices de refracción de cada zona celular.

Nanolive fue fundada hace dos años por Yann Cotte y ya se han interesado por su nuevo microscopio numerosos centros de investigación, universidades y compañías de biotecnología, tecnología, farmacología, suplementación y cosmética. Según se asevera con este microscopio va a poder valorarse la estructura y morfología de los más de 200 tipos de células distintas de nuestro cuerpo y ver sus peculiaridades y diferencias. Se trata pues de un avance importante.