Un monitor cardiaco permite detectar posibles infecciones en los bebés prematuros 

 

Un monitor cardiaco puede detectar en los bebés prematuros potenciales infecciones que podrían ser fatales antes de que aparezcan los síntomas clínicos, según un estudio realizado por la universidad norteamericana de Virginia (EE.UU.).
El sistema funciona a través de la detección de alteraciones apenas perceptibles del ritmo cardiaco, lo que permite descubrir los problemas incluso más de 24 horas antes de que aparezcan los síntomas.
Más de una cuarta parte de los bebés prematuros desarrollan infecciones sanguíneas -principal causa de enfermedad o muerte entre ellos-, por lo que resulta imprescindible detectarlas cuanto antes.