Un método restaura neuronas afectadas por el Parkinson

 

La infusión del llamado Factor Neurotrófico de Células Gliales (GDNF por sus siglas en inglés)en el cerebro -concretamente en la sustancia nigra- hace que las fibras nerviosas encargadas de producir dopamina broten de nuevo en los enfermos de Parkinson ymejoren notablemente sus habilidades motoras, la memoria y el estado de ánimo ¡en sólo dos meses de tratamiento! Así lo han probado los doctores Steven Gill -neurocirujano del Hospital Frenchay de Bristol- y Seth Love -de la Universidad de Bristol– no sólo mediante la evidencia clínica en 34 pacientes sino tras el análisis del cerebro de uno de ellos -de 62 años- que murió de un ataque cardíaco.
La información apareció en enero en la revista –Anales de Neurología órgano de la Asociación Americana de Neurología- y acaba de recogerla Nature Medicine en su edición de julio.
Infundir el Factor Neurotrófico de Células Gliales tiene el riesgo de que puede estimular no uno sino varios grupos de neuronas pero en este caso, al hacerla llegar de forma muy localizada -a la sustancia nigra cerebral-, no ocurrió. Es más, a diferencia de lo acaecido cuando en otros experimentos se ha implantado sustancia nigra fetal –en los que los efectos colaterales fueron peores que los síntomas de la enfermedad- en este experimento no ha habido efectos adversos. Ahora hay que corroborar los resultados con estudios más grandes.