UN NUEVO MÉTODO ACELERA LA CURACIÓN Y CICATRIZACIÓN DE QUEMADURAS

 

Científicos chinos han ideado un tratamiento contra las quemaduras eficaz y rápido que deja menos marcas en los afectados por estas heridas. Para ello, los médicos del Centro Médico de Pekín han combinado una hormona que interviene en el crecimiento, similar a la hallada en humanos, pero procedente de los animales bovinos.  Aplicando este método hormonal en 600 pacientes con quemaduras de segundo grado, estudiaron la satisfactoria evolución de las lesiones día a día.
En comparación con otros pacientes del grupo de control tratados con placebo, los del primer grupo mejoraron más rápidamente. Además, las cicatrices posteriores eran menos visibles, lo cual implicaba que la herida se había cerrado de manera más limpia.
Los especialistas chinos creen que el uso de esta hormona bovina -llamada técnicamente rbFGF- puede ser de gran ayuda en el tratamiento de las quemaduras. También recomiendan nuevas investigaciones que se centren en los diferentes tipos de heridas que se pueden producir.