UN PARCHE PODRÍA SUSTITUIR LAS INYECCIONES DE INSULINA DE LOS DIABÉTICOS

 

Las dolorosas inyecciones que soportan los diabéticos para medir diariamente su nivel de azúcar sanguíneo podrían substituirse próximamente por un parche desarrollado en Estados Unidos.
El parche se adhiere encima del brazo, como los de nicotina utilizados por los fumadores. Mediante esta técnica se analiza el nivel de azúcar en la sangre gracias a un gel que penetra en la piel sin dolor y reacciona con el azúcar del fluido que se encuentra entre las células. El parche sólo debe dejarse cinco minutos sobre la piel.
La técnica está aún siendo sometida a pruebas pero su inventor, el doctor Jack Aronowitz, cree que podría estar en el mercado en cuestión de dos años.