Un poco de alcohol previene las úlceras y demasiado las provoca 

El consumo moderado de alcohol -especialmente de vino tinto- parece reducir el riesgo de infección por la bacteria Helicobacter Pylori, presunta responsable de la mayoría de las úlceras de estómago… pero demasiado puede lograr lo contrario: provocar su aparición. Así lo sugiere al menos un reciente estudio realizado en Alemania por investigadores de la Universidad de Ulm. Según sus cálculos lo aconsejable es ingerir una cantidad diaria máxima de 75 gramos de alcohol cada siete días; es decir, una botella de 0,75 l. de vino o litro y medio de cerveza a la semana