UN VIRUS MODIFICADO PERMITE UN TRATAMIENTO A LARGO PLAZO PARA LA HEMOFILIA

 

Científicos estadounidenses de la Universidad de Carolina del Norte han desarrollado con éxito un nuevo tratamiento para la hemofilia A gracias a la modificación genética de un virus que permite la producción del factor VIII y su mantenimiento durante 11 meses con tan sólo una aplicación.
Los hemofílicos carecen de un gen que produce el llamado factor VIII en su sangre, lo que les provoca hemorragias espontáneas, enfermedades en las articulaciones y artritis crónica. Sin embargo, el equipo del Dr. Christopher Walsh ha logrado aumentar en un 20% los niveles de ese factor en ratones durante un largo período de tiempo.
Los expertos aseguran que el nuevo tratamiento puede acabar además con los riesgos de infección con el virus de la hepatitis C y del Sida que suponen las continuas transfusiones necesarias para los hemofílicos. El próximo paso será probar el nuevo tratamiento en perros con hemofilia tipo B, mucho más grave que la A.