Una alimentación adecuada mejora al 85% de los ancianos con enfermedades crónicas

 

Dar una alimentación adecuada mejoró notablemente la salud del 85% de las personas ancianas con una o más enfermedades crónicas, según los informes obtenidos de la American Academy of Family Physicians, la American Dietetic Association y la National Council on the Aging.
Estas tres instituciones norteamericanas fundaron en 1989 la Iniciativa para la Investigación de la Nutrición, un esfuerzo multidisciplinar cuyo objetivo era incorporar los aspectos nutricionales a los programas de salud para la tercera edad.
Esta iniciativa cuenta con un espacio en la red ubicado dentro del servidor de la American Academy of Family Physicians. En este apartado los profesionales de la salud encontrarán material e informaciones relativas a la dieta de los ancianos que padecen distintas enfermedades como cáncer, osteoporosis, demencia, diabetes o enfermedades pulmonares o coronarias.
A través de la web se accede gratuitamente a la edición en pdf de los manuales “El papel de la nutrición en el cuidado de las enfermedades crónicas” y “La guía para médicos para la nutrición de ancianos con enfermedades crónicas”.El recurso se completa con un test rápido para conocer los riesgos relacionados con la nutrición de los pacientes.