Una dieta rica en grasas y azúcares y pobre en fibra puede dar lugar a diabetes tipo 2 y accidentes cardiovasculares

Seguir durante un tiempo prolongado una dieta rica en grasas y azúcares y pobre en fibra inflama, activa el sistema inmune, provoca cambios epigenéticos y puede dar lugar a diabetes tipo 2 y accidentes cardiovasculares. Tal es la conclusión de un grupo de investigadores de la Universidad de Bonn (Alemania) cuyo trabajo acaba de publicarse en Cell con el título Western Diet Triggers NLRP3-Dependent Innate Immune Reprogramming (La dieta occidental desencadena la reprogramación inmune innata dependiente de NLRP3) tras alimentar de esa manera a un grupo de ratones. Afortunadamente bastó darles luego cereales durante cuatro semanas para que la inflamación aguda desapareciese pero no así la reprogramación genética de sus células inmunes que al cabo de ese tiempo seguían activas.

Reacción inmune que según estos investigadores se debería en los humanos a una inflamasoma conocida como NLRP3l que sería la que desencadena los cambios epigenéticos.