Una dieta vegetariana estricta implica riesgo de ceguera 

Médicos franceses del grupo hospitalario parisino Pitie-Salpetriere aseguran, tras estudiar el caso de un ciudadano de 33 años de edad, que seguir una dieta vegetariana radical puede llevar a la ceguera irreversible debido a las carencias alimenticias, especialmente de vitaminas B1 y B12. Así lo afirman en el The New England Journal of Medicine.
Los médicos constataron que su rigurosa dieta –de la que había excluido huevos, carne, pescado y cualquier otra fuente proteínica durante 13 años- fue el origen de la ceguera que padece actualmente.
En el momento en que el paciente se puso en manos de especialistas su visión estaba por debajo de 20/400 en ambos ojos, además de comprobarse que parte de su disco óptico se había deteriorado por la falta de vitaminas. Las inyecciones masivas de vitaminas resultaron inútiles para recuperar la vista del afectado.
Los médicos franceses coinciden en que la falta de vitaminas B1 y B12 es la clave de muchos problemas visuales.