Una manzana al día mejora las funciones pulmonares

 

Tomar una manzana al día no sólo es magnífico para regular el intestino sino que además mejora las funciones pulmonares. Al menos así lo afirman investigadores del Hospital St.George de Londres tras estudiar las dietas y las funciones pulmonares de más de 2.500 hombres entre 45 y 59 años que vivían en Gales desde 1979. Cinco años después midieron la capacidad respiratoria de cada uno y la compararon con su dieta.
Tras descartar otros factores -como el trabajo, el peso y el ejercicio- los científicos llegaron a la conclusión de que tomar cinco o más manzanas a la semana mejora la capacidad respiratoria y las funciones pulmonares. La explicación -se dice en el estudio- podría estar en que las manzanas contienen elevados niveles de un flavonoide antoxidante llamado “quercetina” que puede proteger los pulmones de los efectos dañinos de la polución y el humo del tabaco. Esta sustancia también se encuentra en las cebollas, el té y el vino tinto.