Una nueva técnica de lipoescultura por láser elimina la celulitis:Sculpture Light

Sculpture Lightes el nombre de una novedosísima técnica de lipoescultura por láser –se utiliza un Neodimiun-YAG– que permite disolver los depósitos de grasa acumulada en caderas, muslos, glúteos y abdomen de manera sumamente eficaz y mucho menos traumática que con la liposucción tradicional. De hecho, se efectúa con anestesia local, no requiere hospitalización y la recuperación es notablemente más rápida, sencilla y cómoda.
La intervención se divide en varias fases. El cirujano delimita primero la zona donde va a actuar e introduce luego en el láser los parámetros: profundidad, ubicación y cantidad de grasa a tratar. A continuación inyecta una solución anestésica local mediante una incisión de sólo 3 milímetros y después usa esa misma miniabertura para introducir por ella la fibra óptica que conduce la luz láser que le permitirá destruir de forma selectiva las células de grasa licuándolas sin producir daño alguno en las estructuras adyacentes. En una segunda fase, en el caso de que la cantidad de grasa licuada sea elevada, el cirujano extraerá toda la posible por lipoaspiración a la vez que modela la zona tratada. La grasa restante, al estar licuada, será absorbida y eliminada por el propio organismo al igual que el suero anestésico. Una vez finalizada la sesión basta aplicar unas prendas de presoterapia (faja) para adaptar la piel al nuevo contorno y llevarlas cuatro semanas.
La duración del tratamiento oscila entre media hora y dos horas ya que en principio basta una sola sesión. Cabe agregar que desde la primera semana se aprecia un contorno corporal más regular. Y según los expertos los resultados obtenidos son definitivos -en cuanto a la forma- ya que las células de grasa eliminadas, que son las que la determinan, no se vuelven a reproducir.
En suma, las ventajas del Sculpture Light se resumen en que se hace de forma ambulatoria, con anestesia local, produce poca inflamación y se pueden tratar varias zonas a la vez.
En Madrid acaba de incorporar esta técnica la Clínica Menorca que dirige el doctor Ángel Martín, miembro del Consejo Asesor de Discovery DSALUD.