UNA PROTEÍNA PRESENTE EN LA ORINA DE EMBARAZADAS, POSIBLE REMEDIO CONTRA EL SIDA

 

Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York y del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos aseguran haber encontrado una proteína, presente en grandes cantidades en la orina de las embarazadas, que podría utilizarse para crear medicamentos contra el sida.
El equipo de científicos, dirigido por la doctora Sylvia Lee-Huang, aún no sabe cómo la proteína actúa sobre el VIH pero sospechan que rompe la membrana exterior del virus y de esta forma no puede invadir el sistema inmunológico.
Tras cinco años de investigación para averiguar por qué la orina de las mujeres embarazadas es resistente al VIH los investigadores estadounidenses descubrieron que la lisozima, también hallada en la saliva y en las lágrimas, combinada con otras proteínas llamadas ribonucleasas, podrían combatir el virus del sida. Esta proteína rompe las paredes celulares de las bacterias haciendo que éstas se quemen y mueran. Además, las ribonucleasas pueden impedir que el virus se reproduzca.
Según los expertos estas proteínas podrían dar lugar a medicamentos contra el sida bien tolerados por el cuerpo humano y con pocos efectos secundarios ya que son naturales.