¿Una vacuna contra el cáncer de cérvix?

 

La multinacional Merck asevera haber desarrollado una vacuna -bautizada como Gardasil- que permite prevenir el cáncer de cérvix con una eficacia del 100%. Así lo afirma después de haberla probado con más de 12.000 mujeres de entre 16 y 23 años de trece países. Según la multinacional la vacuna evita la infección por el papilomavirus humano (VPH), virus de transmisión sexual al que se considera responsable del 70% de este tipo de tumores (concretamente los tipos 16 y 18 del virus). En el ensayo -dirigido por Laura Koutsky -de laUniversidad de Washington– 6.000 de las mujeres recibieron tres dosis a lo largo de seis meses mientras a las otras 6.000 se les dio un placebo. Pues bien, a los dos años ninguna de las mujeres vacunadas había contraído cáncer de cérvix mientras entre las no vacunadas hubo 21 casos (un 0,35%). Asimismo se constató que la prevención frente a los tipos 6 y 11 del virus -responsables del 90% de las verrugas genitales- fue del 97%.
Hay que decir que existen unos 30 tipos diferentes delpapilomavirus humano(VPH) y en la mayor parte de los casos el sistema inmune se basta para acabar con ellos aunque cuando no es así puede provocar lesiones en el cuello del útero que normalmente desaparecen solas pero a veces se vuelven cancerosas. Eso ocurre en raras ocasiones a pesar de lo cual se ha hecho correr la especie de que cada año se diagnostican en el mundo medio millón de nuevos casos de este tipo de tumores que acaban con la vida de más de 290.000 mujeres (es decir, que ese mismo año moriría casi el 60% de las infectadas). Una patraña intragable.
La compañía pretende que en el 2006 la vacuna se haya aprobado ya en Estados Unidos y en Europa. Claro que para que la vacuna funcione es necesario que se reciba ¡antes de mantener relaciones sexuales! Así que no será útil para la inmensa mayoría de las mujeres. Por otra parte, ¿cómo se aseguró la multinacional de que las 12.000 jóvenes eran vírgenes?