Unas píldoras para dejar de fumar sin nicotina son el doble de efectivas 

El clorhydrato de bupropion -que, en forma de píldoras, será comercializado con el nombre de Zyban– reduce las ansias de fumar y los síntomas de la abstinencia habiéndose logrado en los estudios previos que el 30% de quienes siguieron la terapia abandonara el tabaco.
La empresa fabricante –Glaxo Wellcome– ha comunicado que las píldoras han sido ya aprobadas por la Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos, la FDA.
Según la empresa -administrado dos veces por semana en una dosis de 150 mg.-, el Zyban es dos veces más eficaz que otros tratamientos para dejar el tabaco, incluidos los parches de nicotina. El porcentaje de éxito sería del 30% de las personas que se someten al tratamiento, que dura entre 7 y 9 semanas.
Por nuestra parte, sólo tenemos que decir que el tabaco es una adicción psicológica no estando demostrada –por mucho que se afirme- la dependencia física a la nicotina. Por tanto, dudamos que ni éste ni cualquier otro producto –incluidos los parches de nicotina- tengan otra validez terapéutica que el de mero efecto placebo.