Uno de cada cinco estadounidenses fallecidos en la UCI estaban mal diagnosticados

 

Uno de cada cinco de los pacientes muertos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales estadounidenses estaba mal diagnosticado. Así se afirma en un informe de la Fundación Clínica de Ohio (EE.UU.) que se publica en la revista Chest 2001 y que se centró en el estudio del historial clínico de más de 400 pacientes que fallecieron en la UCI de hospitales de Estados Unidos durante los últimos dos años. A 91 de los fallecidos se les practicó una autopsia mediante la cual los investigadores pudieron comprobar que en el 20% de los casos la causa del óbito sugería que el paciente había sido erróneamente diagnosticado.
Es más, el 44% de los pacientes que recibió un diagnóstico equivocado hubiera podido recibir un tratamiento diferente mientras estaban con vida y probablemente haberse curado.