Uno de cada tres españoles padecerá cáncer

Uno de cada tres españoles padecerá cáncer; más concretamente 1 de cada 2 hombres y 1 de cada 3 mujeres. Así lo aseguró Josep M. Borrás -coordinador científico del Comité Nacional de Estrategia en Cáncer del Sistema Nacional de Salud- durante la presentación del I Encuentro Bilbaopraxis Cáncer, proyecto conjunto de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao y del Ayuntamiento de la ciudad celebrado en marzo pasado. Algo que de forma absurda achacó "al progresivo envejecimiento de la población" alegando en el colmo de la demagogia que "se trata de una patología vinculada a la edad".

Eso sí, puntualizó que hay otros aspectos o factores que influyen en el aumento de casos como el tabaco, el sobrepeso, no beber con moderación, no comer de forma variada y tomar el sol en exceso. De las causas reales… ni una palabra.

Lo singular es que ya Mariano Barbacid avisó el 4 de febrero de 2003 durante la inauguración de la nueva sede del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) que uno de cada cuatro españoles morirá de cáncer, que en la curación de la enfermedad no se había avanzado prácticamente nada, que la cirugía sólo es útil en el 10% de los casos –cuando el tumor es pequeño y está aislado-, que la quimioterapia y la radioterapia sólo permiten en el mejor de los casos alargar la vida y que la mayor parte de los productos quimioterápicos que se están investigando "dejan mucho que desear". Y a todo el mundo le pareció lo que dijo "normal"… y se lo debe seguir pareciendo porque desde que hizo esa declaración hace 12 años en España han muerto por cáncer -datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE)más de 1.200.000 personas.

Borrás hizo finalmente suya la falacia de que en esta patología "la suerte juega su papel". Lamentable ignorancia la de nuestros expertos ministeriales… y oncólogos.