Usan células dendríticas autólogas modificadas para tratar la esclerosis múltiple y la neuromielitis óptica

El uso de células dendríticas antiinflamatorias autólogas -tipo de glóbulos blancos que se obtienen de la sangre del propio paciente y son pues inocuas- modificadas durante su maduración en laboratorio para hacerlas tolerantes a las proteínas que atacan la mielina inhiben la respuesta inflamatoria de quienes padecen esclerosis múltiple y neuromielitis óptica. Así se ha comprobado en un ensayo iniciado a finales de 2015 con 8 enfermos de esclerosis múltiple y 4 de neuromielitis óptica. Según afirman las células dendríticas modificadas en laboratorio tienen perfil tolerogénico o antiinflamatorio y podrían ayudar a restaurar la tolerancia inmune natural.

El ensayo lo ha llevado a cabo un grupo español de investigadores coordinado por Pablo Villoslada -jefe del grupo de Esclerosis Múltiple, Patogénesis y Nuevas Terapias del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS), centro integrado por la Generalitat de Cataluña, el Hospital Clínico de Barcelona, ​​la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona y el Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas)- y Daniel Benítez -facultativo de la Sección de Inmunoterapia del Servicio de Inmunología del Hospital Clínic– cuya investigación acaba de publicarse en Proceedings of the National Academy of Science.

Hasta aquí la noticia. Por nuestra parte debemos recordar que la capacidad de las células dendríticas de inducir inmunogenicidad ya habían permitido obtener resultados en el tratamiento de melanomas, encefalomielitis autoinmune, diabetes mellitus, colitis y enfermedad de Crohn. Dicho lo cual animamos a las personas con estas patologías a leer el reportaje que con el título Qué es la esclerosis múltiple y cómo tratarla apareció en dos partes en los números 172 y 173 y el lector tiene a su disposición en nuestra web: www.dsalud.com.