Vendas vivas que producen piel

 

Quienes en el futuro sufran úlceras o quemaduras en la piel están de enhorabuena gracias a una "venda viva" que ha sido bautizada como Myskin. Hablamos de un novedoso método en el quelo que se hace es tomar una muestra de piel sana -generalmente del muslo- y cultivar esas células en laboratorio durante seis o siete días. Luego, una vez se han multiplicado se colocan directamente sobre la herida y ésta se venda a fin de que las células sigan creciendo y desarrollando capas sucesivas de piel.El nuevo proceso permite además almacenar algunas células de la piel durante un periodo que puede llegar a seis meses lo que facilita su cultivo sin tener que volver a extraer piel del paciente.
Los creadores de la técnica, Sheila MacNeil y Robert Shore –profesores en la Universidad de Sheffield- desarrollaron la venda a lo largo de 10 años de investigación en estrecha colaboración con cirujanos expertos en quemaduras. Y aunque se desarrolló en principio para el tratamiento de éstas ha resultado ser también útil tanto en las úlceras crónicas como en las varicosas y en las clásicas de los diabéticos.
Los médicos están impresionados con los resultados y la rápida recuperación de los pacientes tratados con este método. En los primeros estudios clínicos se han curado totalmente seis de las nueve úlceras diabéticas tratadas con la venda. También se trató a un niño de nueve años que había sufrido graves quemaduras en un accidente pirotécnico. Tres días después de aplicarle la venda ya había empezado a crecer la piel en la zona quemada.
La venda la fabrica la empresa CellTran y se presentó durante la conferencia anual de la British Burns Association que tuvo lugar en Abril pasado.
En suma, un nuevo método que se une a las excelentes posibilidades de la Biofototerapia que utiliza los filtros Bioluminis, técnica sobre la que publicamos un amplio reportaje en este mismo número.  
Más información en  j.pyle@shef.ac.uk