Vergonzoso informe sobre el peligro de las radiaciones electromagnéticas

La Plataforma Estatal Contra la Contaminación Electromagnética (PECCEM) –entidad integrada por numerosas asociaciones vecinales y ecologistas así como de consumidores, padres, afectados y otros  colectivos preocupados por los efectos para la salud de la creciente contaminación electromagnética- ha denunciado públicamente el último informe del Comité Científico de los Riesgos Sanitarios Emergentes y Recientemente Identificados (SCENHIR) por su "enfoque tendencioso y sesgado" y obviar todos los estudios que evidencian sus riesgos sobre la salud.

Según denuncian se trata de un grupo cuestionado por su claro posicionamiento a favor de la industria asegurando que muchos de sus miembros "tienen conflictos de interés". Son por ejemplo los casos de Joachim Schüz, Theodoros Samaras .exasesor de Vodafone-, Matts-Olof Mattsson y Hans K Mild -integrantes del comité científico de la operadora de telefonía móvil Telia Sonera-, Zenon Sienkiewicz -consultor de Japan EMF Information Center, empresa surgida de Japan Electrical Safety & Environment Technology Laboratories y de Japan Electric Association– y Anssi Auvinen -regularmente financiado por el Mobile Manufacturers Forum (MMF)-. En suma, personas NO INDEPENDIENTES. Y de ahí que el 16 de marzo pasado presentaran una queja formal ante la Defensora del Pueblo Europeo y una petición a la Comisión Europea exigiendo una investigación exhaustiva sobre la designación, composición y dirección de los grupos de trabajo, que se nombren nuevos equipos realmente independientes que trabajen con transparencia, que en los mismos participen las ONGs y organizaciones sociales implicadas y, sobre todo, que se anulen las conclusiones de un informe tan falaz y tendencioso.