Wall Street apuesta por invertir en la lucha contra el cáncer 

Expertos en medicina e inversores se han unido en una conferencia sin precedentes celebrada en San Francisco a finales de septiembre pasado donde 50 compañías implicadas en la lucha contra el cáncer presentaron sus últimos hallazgos.
Es la primera vez que en una conferencia sobre el cáncer había casi tantos inversores como profesionales de la medicina, lo que denota el interés que despierta en Wall Street.
“Creo que la comercialización de tratamientos anti-cáncer va a ser el área principal de próximas inversiones”, afirmaría Robin Young, miembro de la compañía inversora Stephens Inc., quien estima que el mercado global de la lucha contra el cáncer puede ascender a 16.000 millones de dólares, cifra que se podría duplicar en los próximos cuatro años.
Quienes creen que la solución de la mayor parte de los casos de cáncer no está en los fármacos van a asistir ahora a un sinsentido demencial. Acabada la época de las vacas gordas por el presunto negocio de Internet, los inversores apuestan hoy por ganar dinero especulando con las enfermedades de la gente. Nos tememos que la credibilidad de los futuros estudios médicos va a verse aún más cuestionada.