Abortar tiene a menudo consecuencias que se ocultan a las mujeres

La ministra de Igualdad, Irene Montero, anunció hace unas semanas su intención de reformar la ley que regula el aborto para que a las menores de 18 años no se les exija el consentimiento paterno. La iniciativa se presenta como un derecho liberador y seguro pero se trata de una decisión que implica acabar con un ser humano en gestación y aunque se obvia por quienes lo defienden muchas de las mujeres que optan por esa decisión -especialmente las más jóvenes- sufren por ello lo que se conoce como Síndrome Post-Aborto, algo que se manifiesta con sentimientos de culpa, alteraciones de la conducta, somatizaciones físicas y depresiones graves, entre otros problemas. Hemos hablado de ello con María José Mansilla, impulsora en España del Proyecto Raquel.

Este reportaje aparece en
244
Enero 2021
Ver número
Última revista
Último número Octubre 2021 de la revista mensual Discovery DSalud
252 | Octubre 2021
Cartas al director Editorial Ver número