CARTAS AL DIRECTOR: NÚMERO 90 / ENERO / 2007

Estimados amigos: me han diagnosticado Trastorno Bipolar y la verdad es que los expertos en esta enfermedad no me dan muchas esperanzas. De hecho todos los fármacos que me recomiendan son paliativos y además -he leído los prospectos- tienen efectos secundarios indeseables. Hace unos meses no sabía ni que existiese algo así pues ni conocía el nombre pero hace poco he oído decir al doctor Jesús Valle, Jefe de Internamiento del Hospital de la Princesa de Madrid, que somos ¡millones! las personas afectadas por esa dolencia. Y que el Estado debería tomar conciencia de ello. ¿Podéis orientarme, por favor?

Ángela García
(Getafe)

La inmensa mayoría de los expertos de las llamadas enfermedades afirman que hay millones de enfermos que las padecen y están sin diagnosticar… pero en realidad lo que buscan es potenciar la venta de fármacos. Por lo que volvemos a reiterar un aserto que hemos repetido hasta la saciedad: no conocemos un sólo ensayo clínico fase III en humanos de un producto farmacéutico -excepción hecha de los antibióticos- que haya demostrado alguna vez CURAR una sola de las enfermedades para los que se prescriben. Pida usted a su médico, a su farmacéutico, a los colegios profesionales de médicos y farmacéuticos, a los fabricantes de fármacos, al Ministerio de Sanidad, a la FDA o a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que le hagan llegar un sólo ensayo clínico de cualquier fármaco que haya demostrado curar una enfermedad (no que la alivie). No lo harán porque NO EXISTEN. En cuanto a su consulta puntual sólo decirle que el Trastorno bipolar es el nombre con que se designa a un tipo de depresión que se caracteriza por cambios cíclicos en el estado de ánimo con fases de euforia (a las que llaman fases maniáticas) y ánimo bajo (o depresión). Pueden ser dramáticos y rápidos aunque lo más frecuente es que sean graduales. Se suele dar en personas cuyos padres han tenido los mismos síntomas o han abusado de las drogas y/o el alcohol. Hoy los médicos hablan de tres tipos de trastorno bipolar: el tipo I -o clásico- donde se produce una fase maníaca tan acusada que el paciente requiere generalmente hospitalización ya que las depresiones son intensas y llega a sufrir alucinaciones e incluso delirios siendo su conducta desordenada. En el tipo II aparecen depresiones intensas y fases de euforia moderadas que no requieren el ingreso. Se denomina hipomanía. Y la del tipo III se denomina ciclotimia porque se caracteriza por la sucesión de hipomanías y fases depresivas. ¿Y qué provoca el llamado trastorno bipolar? Se ignora. ¿Y hay algún fármaco realmente eficaz? NO. Nuestra sugerencia pues es que desintoxique a fondo su organismo, duerma suficiente (tome 3 mg. de melatonina al acostarse, sustancia prohibida en España pero no en otros muchos países), suprima de la dieta los azúcares, el café, el alcohol, la leche y sus derivados, las harinas blancas y todo hidrato de carbono refinado aumentando en cambio la ingesta de alimentos ricos en triptófano -plátanos, higos, dátiles, pan integral, pavo, etc.- y omega 3 (sería excelente que tomara a diario aceite de krill) así como aguacates, ajos, cereales integrales, espinacas, berzas, hojas de remolacha, brécol, frutos secos, garbanzos, lechuga y lecitina de soja. Y luego siga un tratamiento ortomolecular (consulte en el 96 392 54 55 quien puede atenderle cerca de donde vive). Puede obtener más información leyendo en nuestra web -www.dsalud.com- lo ya publicado en la sección de Medicina Ortomolecular del número 66 de la revista.


Sr. Director: enhorabuena por la revista y felicidades por su trayectoria. Soy, junto a mi familia, una de esas “rara avis” a la que le han diagnosticado Rendu Osler Weber (talangectasia hemorrágica hereditaria, en mi caso tipo 1). Es verdad que ya mi abuela y sus hermanos sangraban por la nariz abundantemente y se decía que era “sano” pero las posteriores generaciones lo sufrimos de manera grave, con hemorragias nasales más fuertes, digestivas, anemias y malformaciones pulmonares. Hay una asociación americana que aconseja tratamientos quirúrgicos a medida que se vayan necesitando -cauterización de las zonas sangrantes, embolización pulmonar…-, línea que se está siguiendo en los hospitales. También se receta ácido tranexámico para aminorar las hemorragias y en el caso de mujeres anticonceptivos de forma temporal .En mi caso me dijeron que tenia una mutación en el gen 9- HHT 1 que causa una deficiencia de endoglina en las células, menos oxido nítrico y menos factores de crecimiento. Nos dicen que esperemos a la terapia genética que pueda ayudarnos. Me gustaría me indicasen si se conoce alguna terapia, aparte de la resignación y las actuaciones agresivas que le menciono. Y les pediría que aunque en España no somos muchos los diagnosticados con esta dolencia realizaran algún reportaje sobre ella. Me interesé por los factores de crecimiento del Biotehecnology Instituto porque entendía que podían servirnos e, incluso, por los precursores de la hormona de crecimiento pero no he obtenido respuesta tampoco. Agradeciéndoles su interés y animándoles a seguir con su labor, reciban un saludo.

Merche
(Madrid)

La telangiectasia hemorrágica es el nombre que se ha dado a la dilatación de los vasos sanguíneos de pequeño calibre en el organismo que se rompen con facilidad al no reaccionar rápidamente el cuerpo con una vasoconstricción o estrechamiento de los mismos caracterizándose pues por dar lugar a hemorragias localizadas, especialmente en las fosas nasales y urinarias así como -afortunadamente en menor medida- en el aparato digestivo y respiratorio. Y todo indica que sí tiene un componente hereditario y, por tanto, la solución puede estar en un futuro más o menos cercano en la terapia genética. Ahora bien, sí hay algo que a nuestro juicio puede ayudarle: el consumo diario de ácidos grasos omega-6, la ingesta de vitamina C (entre 3 y 6 gramos diarios pero en forma de ascorbato cálcico y repartidos en desayuno, comida y cena) y un complejo de aminoácidos especialmente rico en glicina, lisina, prolina y arginina además de una cápsula diaria de N-acetilcisteína (NAC). Cualquier experto en Nutrición Ortomolecular bien formado puede orientarle con más detalle.


Estimados señores: les comento mi caso a ver si me pueden orientar. Tengo ahora 44 años y en 1989 fui operado de Varicocele. En la actualidad tengo un Hidrocele y la Enfermedad de Le Peyronie. Y el hecho de que tenga tantas cosas en la misma zona me hace preguntarme si existe alguna razón especial. No he visto en la revista ningún tratamiento natural para el Hidrocele ni para el Le Peyronie. Tampoco en Internet aunque algo vi de una crema para el Hidrocele que hacía que el líquido saliera del escroto. Me gustaría saber si existe algún tratamiento natural. Para el Le Peyronie, como el urólogo me mandó vitamina E he comprado en el herbolario un bote de 400 UI pero no sé cuánto tiempo debo tomarla. Por otro lado, he visto que la mayoría de mis padeceres -y de los de mucha gente- son debidos al estrés que afecta al sistema nervioso y genera ansiedad y todo lo relacionado con ello. Sin embargo, a pesar de haber probado hipérico, valeriana, melatonina, acupuntura, homeopatía y todo lo que me han dicho para esto siento que la medicina alternativa todavía no tiene “alternativa” al Lexatin, Diazepan y similares con los que sí veo que el cuerpo se relaja. Pero claro, ya sabemos los efectos secundarios. ¿Me podrían recomendar ustedes algo que realmente hayan visto que calme la ansiedad? Muchas gracias por su respuesta y saludos desde Canarias.

Arístides González F.

Médicamente se denomina Varicocele a la inflamación del testículo (escroto) por una alteración de las válvulas que hace que la sangre no pueda retornar correctamente desde éste al organismo lo que dilata mucho las venas haciéndose éstas notablemente grandes. Suele ser doloroso. Y se llama Hidrocele a la acumulación excesiva de líquido en el interior de la funda que sujeta al testículo cuya misión es lubricarlo. Bien porque el organismo produce más líquido del necesario, bien porque el testículo no absorbe el suficiente por obstrucción linfática o venosa. En cuanto a la Enfermedad de La Peyronie se trata de un trastorno que aparece en varones de edad media y consiste en el desarrollo de una placa fibrosa en la túnica albugínea de los cuerpos cavernosos con pérdida de la elasticidad normal de la misma. Suele causar la desviación del pene cuando está erecto y puede impedir parcial o totalmente el coito. En los tres casos la solución está en la cirugía. Y no parece que tales problemas los cree la ansiedad sino que es tener el problema lo que genera ansiedad por lo que tomar ansiolíticos no es una buena idea. Se trata más bien de un problema psicológico y debe ser pues un experto en este ámbito el que debería asesorarle si realmente lo necesita. En todo caso le sugerimos que lea en nuestra web -www.dsalud.com- el artículo que dedicamos en el nº 76 al tratamiento ortomolecular de la ansiedad.


Soy asidua lectora de la revista desde su fundación y a través de ella ha seguido todos los artículos que se han publicado sobre el Tratamiento Metabólico del Dr. Sodi Pallarés. Pues bien, debido a una enfermedad grave de un familiar muy cercano -tiene un aneurisma y la solución que le han dado es operar pero al ser una persona mayor no sabemos si es conveniente- les agradecería me informasen qué médicos siguen este tratamiento en Madrid y si esta dolencia puede ser tratada con ese método. No sé si en estos momentos el Dr. José de la Hoz Fabra pasa consulta pero si es así les agradecería me dijesen cómo ponerme en contacto con el. Y si no que me orientasen sobre otros médicos que ofrezcan el tratamiento. Muchas gracias.

Beatriz Moreno Gimeno

El doctor José de la Hoz Fabra se ha jubilado pero hay otros médicos a los que puede acudir. Permítanos sugerirle en Madrid al Dr. José Luis Castillo Recarte (91 532 89 32).


Hola. Ante todo quiero decirles que hacen una revista muy buena y espero que siga por mucho tiempo. Tengo bastante fe en lo que leo y creo que los reportajes son honestos y buenos. Buen trabajo. Ahora quisiera comentarles que no recuerdo haber leído ningún reportaje sobre la aplicación del Método Bates para curar diversas enfermedades en los ojos como la miopía, el astigmatismo, etc. Es algo en lo que estaría interesada pues he visto libros que hablan del método pero no he podido encontrar en España a ningún médico que lo enseñe. ¿Conocen ustedes centros o doctores que sigan los trabajos de este genio? Ojalá publiquen algún reportaje en este sentido. Saludos

Pilar Laborda Gómez

El llamado Método Bates fue propuesto en 1919 por W. H. Bates, un oculista neoyorquino que afirmaba que los principales problemas de visión -miopía, astigmatismo e hipermetropía- los origina una incorrecta utilización de los ojos y que basta ejercitarlos para tener una visión perfecta. Y lo cierto es que consiguió éxitos espectaculares en personas de todas las edades. Básicamente su método consiste en efectuar una serie de ejercicios para fortalecer los músculos oculares y, en ocasiones, relajarlos (por ejemplo tapándolos con las manos diez minutos dos o tres veces al día). Asimismo recomendaba salpicarse los ojos -cerrados- con agua caliente y luego fría tanto por la mañana como por la noche, enfocar la mirada sucesiva y rápidamente en un objeto cercano y otro alejado, parpadear rápidamente durante unos segundos -entre diez y quince- un par de veces al día o girar los ojos varias veces seguidas de arriba a abajo, de izquierda a derecha y en sentido circular -ora hacia un lado, ora hacia otro- un par de veces al día. En realidad la idea es simplemente ejercitar los músculos. Ahora bien, también recomendaba seguir una dieta sana y equilibrada para asegurarnos de que no nos faltan vitaminas, minerales y oligoelementos por lo que no dudaba en recurrir a la ingesta de suplementos así como a la homeopatía.


Estimados amigos: hace tres meses que conozco la existencia de vuestra revista y desde entonces la leo ávidamente, la recomiendo y espero ansiosa el siguiente número. Os cuento. Tengo 40 años y desde hace cuatro a cinco años padezco fibromialgia aunque estoy diagnosticada desde hace uno. En estos cuatro años he tomado toda clase de medicamentos típicos para este patología. Hace meses incluso me aplicaron tres epidurales entre la L4 y L5. Y hace dos fui al médico para pedirle que me bajara la dosis de Lirica y Bosporón puesto que tenía molestias a la altura del hígado y empezaba a tener problemas de visión, desdoblamiento de imagen, etc. Lo desaconsejó porque “en teoría” el fármaco iba muy bien. Así que decidí yo misma ir disminuyendo las dosis durante un mes hasta no tomar absolutamente nada. Lo pasé muy mal pero ahora tengo el mismo dolor que cuando estaba bajo los efectos de la medicación. Actualmente me dan un tratamiento de acupuntura sin agujas que me aplican en la palma de la mano y quiero empezar a tomar jarabe de silicio orgánico después de leer las propiedades que tiene sobre músculos y articulaciones. Algunas personas de mi entorno creen que no es una decisión acertada la que he tomado pero ante la desesperación y tras el estudio de algunos trabajos sobre fibromialgia creo que tengo que probar otras opciones. Trabajo muchas horas, tengo dos niños pequeños y cada vez me cuesta más sobrellevar las tareas cotidianas pero eso me empuja a seguir luchando y no aceptar que esta enfermedad es incurable. Me gustaría tener su opinión sobre los efectos de la acupuntura sin agujas y si el silicio orgánico puede ayudar en mi caso. Otra cuestión que me preocupa es que no sé cuánto tiempo podré seguir con las sesiones de acupuntura porque además del coste económico acudo casi todos los días desde hace mes y medio en la hora que tengo para el almuerzo y hasta la cena no tengo ocasión de comer. Por eso he pensado en adquirir un aparato de electroacupuntura para aplicármelo yo misma. Quisiera saber si hay alguno en el mercado de confianza. Agradecida de antemano les envío saludos afectuosos. Una lectora.

Adelaida Granda Antomil
(Asturias)

Hemos dedicado ya varios artículos a la fibromialgia. Puede consultarlos en la sección de Reportajes de nuestra web -www.dsalud.com- pues aparecieron en los números 34, 35, 61, 66 y 81. Le sugerimos por tanto que los lea para saber todo lo que puede hacer. Y ello incluye ante todo averiguar si es usted alérgica o intolerante a algún alimento mediante un test alimentario y proceder además a desintoxicar su organismo. Pregunte por el médico más cercano a su domicilio que pueda encargarse de ello llamando al 96 422 02 16. Y si el caso es grave no olvide el reportaje que publicamos en el número 81 donde explicábamos que el doctor alemán Johann Andreas Bauer alivia el dolor crónico de los pacientes de fibromialgia en apenas hora y media operándolos con un éxito del 90%. Simplemente eliminando quirúrgicamente -con anestesia local- el exceso de colágeno que obstruye los canales energéticos del cuerpo, comprime los tejidos y genera el dolor. Trabaja en Suiza pero atiende en español los lunes por la tarde en el teléfono 00 390 815 15 74 70. En cuanto al silicio orgánico lea lo que publicamos en el número 59 de la revista. Sólo nos resta añadir que la Acupuntura, efectivamente, ayuda. Y un buen aparato de electroacupuntura es útil si se sabe utilizar.


Estas cartas aparecen en
90
Enero 2007
Ver número