Hay 5.700 fármacos que afectan a la conducción y anulan los seguros

Cambiar tamaño: A A+ A++

Si alguien tiene un accidente habiendo tomado uno de los 5.700 fármacos que afectan a la conducción el seguro puede reclamarle los daños propios, los ajenos, los gastos médicos de ambas partes y los posibles desperfectos de la vía o el entorno. Aunque el medicamento lo haya recetado un médico. La compañía de seguros o el consorcio puede adelantar el cobro a terceros pero luego deberá abonar todo el conductor y si éste es insolvente el propietario del coche al que pueden embargarle tanto la cuenta corriente como sus bienes. Es más, si el daño que provoca es grave puede terminar en la cárcel; de hecho hay más de 1.500 conductores en la cárceles españolas por tal motivo.

Arnaldo explica que casi todo el mundo sabe que eso puede ocurrirle si consume alcohol o drogas de síntesis -cocaína heroína, éxtasis, hachís, etc.- pero acece lo mismo si se ingieren medicinas que afecten negativamente a la conducción y son unos 5.700 fármacos, muchos de ellos de consumo habitual: antipsicóticos, analgésicos opiáceos, antiepilépticos, benzodiacepinas, ansiolíticos, hipnóticos, sedantes, antidepresivos y antihistamínicos de primera generación. Y también afectan -aunque sea en menor grado- varios fármacos para los catarros, la gripe, los vértigos, las migrañas, los relajantes musculares, las afecciones oculares y algunos antineoplásicos e inmunomoduladores.

Pues bien dada la importancia de que la ciudadanía sepa a lo que se enfrenta –hay quien ha perdido su casa por haber prestado el coche a un hijo que tuvo un accidente estando bajo los efectos de drogas- hemos decidido dejar en abierto el reportaje para que pueden leerlo los no suscriptores. La entrevista completa puede leerse en https://www.dsalud.com/reportaje/mario-arnaldo-5-700-farmacos-afectan-a-la-conduccion-y-anulan-los-seguros-al-igual-que-el-alcohol-y-las-drogas